El proyecto de oratorio es una experiencia oracional durante la jornada escolar, se trata de favorecer un encuentro de Jesús con los niños, por medio de la oración.

¿QUÉ ES EL ORATORIO?

La idea del Oratorio sale de esta petición de Jesús: “Dejad que los niños vengan a mí”, (porque los niños son capaces de recibir el Reino de Dios, se abren u la vida. Al futuro, a los demás y a Dios, sin ideas preconcebidas. Se dan como son). El Oratorio quiere, por tanto, responder a esta vocación-llamada de Jesús, facilitando a los niños el acceso a la fuente de la Palabra, para que puedan beber y saciar la sed de verdad que llevan dentro, como nosotros.

Estamos convencidos de que los niños son capaces de entrar en relación directa con el Misterio. Y no sólo son capaces, sino que también sienten necesidad de conocer al que es la Vida, que desde dentro está gritando. iAbba, Padre!, como nos dice San Pablo.

El Oratorio no se dirige tanto a la transmisión de conocimientos cuanto a la vivencia experimental de esa Buena Noticia que nos acerca a la salvación.

Los niños son iniciados en la oración por medio de un diálogo amoroso entre Jesús y ellos.

Lejos de encerrarlos en relaciones y presencias “sagradas”, los abre al encuentro de Jesús allí donde él está, es decir, en toda relación humana y creada.

Toda la vida del niño se hace, así, oración. De eso se trata, de orar con la vida.