HISTORIA

Nuestro colegio se ubica en el antiguo Hospital del cardenal Tavera, éste se encuentra fuera de las murallas de Toledo. Lo mandó construir el Cardenal Tavera en el siglo XVI.

La lejanía del casco viejo a la ciudad hizo que se le apodara el “Hospital de Afuera”, puesto que dentro ya existía el Hospital de la Santa Cruz. El encargo de la construcción lo hizo el arzobispo de Toledo e inquisidor general, Juan Pardo de Tavera, para que recogiera al menos a trescientos enfermos. El arquitecto fue Bartolomé Bustamante, quien había estudiado con Miguel Ángel en Roma. Las obras se realizaron entre los años 1541 y 1603, es decir, durante más de sesenta años, pero sólo se realizó la mitad del proyecto original. El aspecto del edificio es el de un palacio florentino del Renacimiento, exceptuando la portada, que se construyó en el siglo XVIII (años 1760-1762). El conjunto se divide en varias secciones: los dos patios columnados, la iglesia (con esculturas funerarias de Berruguete) y el palacio museo, que incluye parte del antiguo hospital. En el museo podemos encontrar pinturas de Sánchez Coello, Carreño de Miranda, Luis Tristán, Jusepe Ribera, Bartolomé González, Lucas Jordán, Zurbarán y, sobre todo, un magnífico conjunto de obras de El Greco. Entre los artistas extranjeros representados en las salas del museo se encuentran el holandés Snyders y el italiano Jacopo Bassano..

El 27 de septiembre de 1887 llegan las Hijas de la Caridad al Hospital de Afuera, como le llamaban normalmente en Toledo, para hacerse cargo de la sacristía de la iglesia que guardaba grandes tesoros, cuidar a los enfermos hospitalizados e iniciar la enseñanza a los niños pobres del Arrabal y Covachuelas, que era una de las necesidades más urgentes del barrio; pues la mayoría de las mujeres trabajaban en la cercana fábrica de Ármas y los niños quedaban abandonados. Nacen así las cunas y las Escuelas de San Juan Bautista anejas al Hospital. Las jóvenes que salen de las Escuelas necesitan una enseñanza de las tareas domésticas y se creó para ello un Obrador, donde hacían laboras primorosas.

Los patronos son conscientes de las cláusulas testamentarias del Fundador. Es firme su decisión de que se venda, incluso lo necesario, para que los fines de atención a los pobres sean cumplidos, a lo largo de los años se van acomodando los fines según lo aconsejan las circunstancias. Ésta es la razón de llegar a los mentadas “Escuelas de San Juan Bautista”

Al llegar el año 1936 en plena guerra civil, las Hermanas se ven obligadas a dejar el Hospital que se convierte en uno de los lugares fuertes para la conquista de Toledo y después pasa a ser la Academia Militar. Tres de las Hermanas vuelven a Toledo en noviembre de 1937. Sólo disponen de lo puesto y de cinco duros, pero la cálida acogida que las antiguas alumnas y sus familiares les dan a su regreso, les permite sobrevivir mientras esperan que los militares abandonen el edificio para seguir en él su labor benéfica. Les proporcionan comida, ropas y una casa de alquiler en la calle Nueva, donde comienzan de nuevo su tarea educativa. Con la ayuda de don Pascual Cervera, administrador del Duque de Medinaceli, la Comunidad adquiere el antiguo convento de las Bernardas, donde permanecen las Hermanas hasta 1940 en que los militares abandonan el Hospital. El edificio anterior pasará a ser el Colegio de la Medalla Milagrosa.
Dos de las hermanas del antiguo Hospital bajan a encargarse de las Escuelas mientras se efectúan las obras de restauración del citado Hospital.

En 1942, la duquesa viuda de Lerma inicia, con el consentimiento de su sobrino el duque de Medinaceli, dentro de la ya existente fundación , otra que llevará el nombre de su marido; nace así la Fundación Duque de Lerma. Instalada en el ala izquierda del edificio; acogiendo a treinta niñas huérfanas y confiándola a las Hijas de la Caridad que atendían las Escuelas de San Juan Bautista. Labor que ha dado lugar a numerosas promociones de maestras, enfermeras y excelentes vocaciones religiosas que hoy ejercen su profesión en todo el país e incluso en el extranjero.