J.M.V.

Pincha sobre la imagen para conocer qué hacemos.

La identidad de la Asociación de Juventudes Marianas Vicencianas viene señalada por sus NOTAS.

Como grupo Apostólico es uno más en la Iglesia, desde que en 1847 disfruta de la Aprobación Pontificia. Se considera una fuerza dentro de la misma Iglesia y desde donde realiza su trabajo de evangelización cada miembro por su pertenencia a ella desde el Bautismo (NOTA ECLESIAL).

La Asociación tiene como Modelo a María, Madre de la Iglesia, Animadora de la Comunidad que nos da a Cristo (NOTA MARIANA).

Por eso los miembros de esta Asociación, tratan de contemplarla en los distintos aspectos con que nos la propone la misma Iglesia: Mujer creyente, Mujer orante y Madre de la Iglesia.

Sierva de los Pobres, Mediadora universal.

Todo cristiano es misionero. Todo miembro de JMV debe serlo porque Maria, la Virgen del Globo, nos lo muestra así para cumplir el mandato de su Hijo Jesús: “Id y predicad” (Mt 28,19). Los Hijos de María son Apóstoles de la Evangelización en su ambiente y en la Misión Ad-Gentes (NOTA MISIONERA).

Su apostolado de Evangelización y Servicio lo realizan al “estilo vicenciano” siguiendo a San Vicente de Paúl, al servir a los pobres y margindos de la sociedad en los servicios constantes y periódicos que la Asociación o la Comunidad de JMV les oferta y de acuerdo con la edad y maduración de su fe (NOTA VICENCIANA). Es la Nota carismática de todo JMV.